Maldivas: descubre los colores secretos del océano.

Las Maldivas es un país formado por 1200 islas, aproximadamente, repartidas en el océano Índico. Aun siendo tan numerosas no son muy imponentes. Si juntáramos todas las islas de Maldivas, la superficie emergida total no sería mucho más extensa que Soria. Además es el país más bajo del mundo, con una media de altura sobre el nivel del mar de 1,5 metros. Está claro que el valor de las Maldivas reside en lo que no se ve sobre la superficie cristalina del agua: reside en sus tesoros submarinos. De hecho, la potentísima biodiversidad, la riqueza de color y movimiento, y los extensos arrecifes coralinos han hecho de las Maldivas uno de los destinos más demandados por los buceadores.

En las 1100 especies diferentes de peces, sobre fondos formados por más de 180 especies de corales, la variedad de patrones cromáticos y formas es muy vasta. El cuadro final es indescriptible, y harían falta unos cuantos viajes para poder verlo completo. Aunque los peces suelen ser los grandes protagonistas, el entorno subacuático de Maldivas también destaca por los delfines y ballenas, tiburones, tortugas marinas, moluscos y crustáceos, etc. La vida en el paraíso abarca así todos los tamaños de la escala.

¿Cuáles son los colores de las Maldivas?

Dicen que la bandera maldiva es roja, verde y blanca, pero los colores de este país no pueden resumirse en los de su bandera. Los colores de Maldivas son los del pez ballesta payaso, los de la mantis marina o los del pez mandarín. ¡Y las combinaciones son casi infinitas, para volverse loco! Peces payaso, peces ángel, peces murciélago, peces ballesta… peces ángel payaso ballesta murciélago (no lo busques que este no existe). Y así sucesivamente. Una orgía de estímulos para el ojo humano. Y para muestra un botón… ven a verlo.

Maldivas

La mantis marina (Odontodactylus scyllarus) es común en las Maldivas. Fotografía de Christian Gloor (2014)

Una de las criaturas que más asombran y que podrías ver en las Maldivas es esta mantis marina del género Odontodactylus. Y es asombrosa por tres razones: la primera es obvia, es la combinación de colores que cubre su exoesqueleto, que le dan un aspecto muy pintoresco. La segunda no es tanto lo que vemos sino lo que este animal es capaz de ver. Si los humanos tenemos 3 tipos de conos (células fotosensibles capaces de captar colores) con los que vemos los tres colores primarios (azul, verde y rojo) más las incontables combinaciones entre ellos… la mantis marina no posee 3, sino ¡16 tipos de conos! Así que capta colores que no podemos ni imaginar. Si nosotros somos capaces de ver todo un arcoíris de tonos y matices con solo tres primarios, ¿qué verá la mantis?

La tercera razón es su impresionante fuerza. Y es que la mantis es capaz de lanzar los dos apéndices de la parte frontal de su cuerpo a la velocidad de una bala disparada por un arma de calibre 22. El ataque se produce en tan solo 3 milésimas de segundo. Si los humanos pudiésemos mover el brazo a solo 1/10 de esa velocidad, ¡podríamos poner una pelota de baseball en órbita! Claramente no es recomendable tenerlas en un acuario.

Maldivas

Anguila listón azul (Rhinomuraena quaesita)

En Maldivas hasta las morenas son más tirando a rubias. Como esta Anguila de listón azul que puede alcanzar los 2 metros de longitud. Son más finas que sus primas hermanas, y el degradado de color y su movimiento sinuoso les dan un aspecto de cinta de gimnasta. Este es un macho adulto, las hembras son completamente amarillas y los ejemplares jóvenes son negros con una estría dorsal amarilla.

Maldivas Spirobranchus giganteus

Serpúlidos. Gusanos árbol de Navidad  (Spirobranchus giganteus)

Estos increíbles gusanos tubículas se introducen en los corales y proyectan hacia el exterior los anillos de radiolas, que emplean para la filtración de plancton y para la respiración. Las coronas de radiolas les dan un aspecto de abeto de Navidad de una variedad enorme de colores. De ahí el nombre. ¡Está claro que las Maldivas no son solo peces!

Maldivas

Pez ballesta payaso (Balistoides conspicillum)

Si los peces fueran cuadros, el ballesta payaso sería la obra maestra de Kandinsky y su ininteligible arte abstracto. ¿Dónde está la lógica en esta distribución de colores? Sepa usted que TODOS los patrones cromáticos en la naturaleza tienen una función, y este no es una excepción. En este caso puede ser un signo de agresividad territorial (de hecho esta es una de las especies más territoriales) o una señal de la etapa de madurez en la que se encuentra el pez, indicando que ha dejado atrás su fase de alevín. En los jóvenes las manchas blancas están extendidas hacia la parte superior del cuerpo, aunque no se dejan ver con tanta facilidad.

La gran amenaza de este pez es el interés que despierta en el campo de la acuarofilia, siendo muy demandado por los aficionados a los acuarios. El pez es bonito, sin duda, pero ¿qué mejor lugar para observarlos que su hábitat natural?

Maldivas pez mandarín Synchiropus splendidus

Detalle del pez mandarín (Synchiropus splendidus)

Uno de los peces más vistosos del océano es el pez mandarín, que con sus apenas 5 cm de longitud es toda una explosión de color y psicodelia. También se caracteriza por sus fugaces y repetidos encuentros sexuales: cada tarde al ocaso las parejas ascienden en la columna de agua para llevar a cabo el acto reproductivo… y cada día con una pareja distinta. Lo que pasa en las Maldivas, se queda en las Maldivas.

Maldivas platax betavianus pez murciélago

Juvenil de un pez murciélago de especie Platax batavianus. El adulto es muy diferente al juvenil, perdiendo longitud las aletas y el aspecto “acebrado” Imagen: Graham Abbott

En esta zona del Índico también es posible observar peces murciélago del género Platax, como el de la imagen (Platax betavianus). Lo más destacable de los peces de este género es que los juveniles son muy diferentes de los ejemplares adultos, pudiendo incluso confundirse con una especie diferente si no conoces su aspecto. Puedes ver aquí otro alevín del mismo género, Platax pinnatus.

¿Y su insignia?

Los grandes peces. El pez más grande del mundo, de hecho, lo puedes ver en Maldivas: el tiburón ballena. Este gigante marino, como estarás harto de oír, es inofensivo, y es que su gran boca sin dientes la emplea exclusivamente para filtrar los organismos del plancton. Se dice que además suelen ser bastante juguetones y confiados con los buceadores. Aunque solo por el tamaño ya es potencialmente peligroso, bucea con cuidado.

Maldivas Rhincodon typus tiburón ballena

Tiburón ballena (Rhincodon typus)

Otros tiburones que podrías ver en Maldivas son el tiburón gris, el oceánico de puntas blancas, el de arrecife de puntas negras, etc. El paraíso para los amantes de estos maravillosos peces. Compara el tamaño de estos tiburones con el de un buceador aquí.

¡Consigue una guía de especies marina del océano Índico!

Anthias se va a Maldivas ¿Te vienes?

Precisamente este noviembre el equipo de Anthias se va a Maldivas. Visto lo visto, no podíamos desaprovechar la oportunidad de disfrutar de un entorno subacuático como este en la mejor época del año (el monzón seco). En España con abrigo ¡y en Maldivas con bañador y equipo de buceo!

Maldives crown maldivas

El barco Maldives Crown, con 50 metros de eslora, será nuestra casa durante los 9 días de buceo continuo. Inmejorable (Imagen)

La experiencia consiste en un safari de buceo con 9 días a bordo del Maldives Crown, un barco espectacular provisto de todo lo necesario para pasar el mayor tiempo posible buceando. Nosotros nos vamos del 11 al 20 de noviembre a ver tiburones, extensos arrecifes salpicados de infinitos peces y grandes morenas… ¿nos acompañas, buceador?

¿Quieres ver cómo lo pasamos en este estupendo viaje a Maldivas? ¡Míralo aquí!