Hasta varias decenas de personas se han visto afectadas este verano por una mordedura de pez sin identificar en las playas de Benidorm.

No hay que viajar muy lejos para encontrarse con accidentes de esta clase. En España las costas de Benidorm y Alicante han tenido gran repercusión este verano, precisamente por los ataques por mordedura de pez a numerosos bañistas. Según el diario información de Alicante la especie (o especies) de pez sin identificar <<atacan a personas mayores con pequeñas heridas, lunares o varices>>. De ahí no debe entenderse que el rango de edad es un factor que aumenta la propensión a sufrir ataques, ya que esta proporción puede deberse a que la cantidad de bañistas de tercera edad es mayor en comparación con otros rangos de edades. Por su parte, la exposición de heridas abiertas, varices (que son dilataciones venosas por acumulación de sangre) o lunares sangrantes puede aumentar las probabilidades de sufrir una mordedura de pez en estas playas.

Tanto el Instituto de Ecología Litoral como el ayuntamiento de Benidorm están investigando el incremento de ataques este verano y la posible especie causante. ¿Es una nueva especie invasora, o ha aparecido solo puntualmente por necesidad de alimentarse cerca de la costa? Conocer la respuesta ayudaría a definir la situación de nuestras playas, y a elaborar un posible plan de prevención.

La mordedura de pez, ¿A qué especie pertenece?

Por los testimonios de los bañistas se puede deducir que el causante de las múltiples mordeduras es un pez. Sin embargo no se conoce la especie, ni si todos los ataques producidos este verano pertenecen a la misma especie de pez marino. Así pues, ¿cuáles son las especies potencialmente peligrosas en las playas de Benidorm y Alicante?

El pez con mandíbulas más conocido por los bañistas es el tiburón. En las costas de Benidorm y Alicante SÍ hay tiburones, aunque generalmente son pequeños y el peligro que suponen para las personas es casi despreciable. Algunas especies de tiburones que podemos encontrar en nuestras playas son:

  • Pintarroja (Scyliorhinus canicula). Este tiburón puede alcanzar un máximo de 60 cm en el Mediterráneo, y su mandíbula es muy pequeña en comparación con el tamaño de una mano humana. No se han producido ataques de pintarroja en el Mediterráneo.
mordedura de pez pintarroja scyliorhinus canicula

Detalle de la mandíbula de una pintarroja. Fotografía de Jacobo Alonso (iDiving)

  • Tintorera (Prionace glauca). La longitud promedio son 2,5 metros. Tiene hábitos tanto oceánicos como costeros y sí se han dado supuestos casos de mordeduras en las playas de Alicante. Puede llegar a ser agresivo si se siente amenazado.
  • Cañabota gris (Hexanchus griseus). Tampoco se considera una especie peligrosa para el ser humano. Además durante el día suele encontrarse a grandes profundidades, y es solo por la noche cuando podemos avistarlos cerca de la superficie. Puede medir hasta 4,8 metros de longitud.

Otras especies candidatas a dar un mordisco en las playas de Benidorm y Alicante son:

  • Barracudas (Sphyraena sphyraena). Puede alcanzar los 165 cm y es frecuente toparse con bancos de barracudas cerca de la costa. Tienen una mandíbula inferior prominente y puede causar heridas y marcas sangrantes.
  • Anchoas (Pomatomus saltatrix). Su tamaño puede variar entre los 18 cm y uno mucho más grande, pudiendo llegar a pesar 18 kg. Sus mandíbulas tienen una única fila de dientes muy afilados. Pueden causar heridas graves en las manos, como el caso de esta niña de 7 años atacada en Alicante en 2006.
mordedura de pez Pomatomus saltatrix

Achoa de banco (Pomatomus saltatrix). Candidata a los ataques por mordedura de pez en Benidorm. Imagen del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero.

Aunque la presencia de estas especies puede alarmar, lo cierto es que el historial total de ataques en la Costa Blanca es bastante pobre, si tenemos en cuenta el volumen de bañistas que pasa cada año. Es un riesgo a conocer, pero no debe ser determinante a la hora de escoger si meterse o no en el agua, ya que en cualquier playa del mundo vamos a encontrar riesgos (y no solo provenientes de las especies marinas).

¿Puedo bañarme en las playas de Benidorm y Alicante con seguridad?

Los ataques por mordedura de pez son, en realidad, poco probables. El snorkel, el buceo o el baño en las costas de de la provincia de Alicante tienen gran demanda y participación cada año. Millares de personas disfrutan del agua en la Isla de Tabarca, en Calpe, Benidorm o Altea y el recuento de ataques por mordedura de pez es muy bajo. En cuanto a los posibles ataques de tiburón, cabe destacar que en España solo ha habido dos heridos por ataque de tiburón en los últimos 400 años. La probabilidad de morir de gripe es mucho mayor que la de morir por ataque de tiburón en las costas alicantinas, ya que se trata de indicentes muy aislados.